Alimentación para la Salud

Los alimentos: Nuestra principal fuente de energía

Los alimentos son nuestra principal fuente de energía. Sin embargo, ¿alguna vez te has sentido más cansado después de comer que antes de haber comido? ¿Alguna vez te has sentido hinchado o incómodo después de haber comido y lo único que querías era tumbarte un rato para que se te pasara el malestar? ¿Alguna vez te has tomado un café bien cargado después de comer para poder mantener la atención al volver al trabajo? Estoy segura de que la mayoría habréis contestado que sí. ¿Y cómo es eso posible si los alimentos nos dan energía?

La respuesta es muy simple: no todos los alimentos nos dan energía, algunos nos la quitan!

Los alimentos son las substancias que ingerimos para, principalmente, obtener energía. Esta energía es necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo (a nivel fisiológico y bioquímico) y además, nos permite llevar a cabo nuestras actividades diarias sin sentir cansancio o fatiga. Es decir, que comer nos debería revitalizar y energizar.

 

¿Cómo sé qué alimentos me dan energía y qué alimentos me la quitan?

Cada persona, según su metabolismo, según sus niveles de acidez o alcalinidad tisular, su estado emocional y tantas otras variables, será más o menos sensible a ciertos alimentos y por lo tanto los alimentos que den o quiten energía variarán para cada persona. Es por esta razón que en mi programa de «Alimentación para la Salud» no hay una lista de alimentos buenos y otra lista de alimentos malos.

Mi  programa de «Alimentación para la Salud» se basa en ingerir sólo aquellos alimentos que aumentan tus niveles de energía (y por lo tanto, mejoran tu salud) y dejar de ingerir los que disminuyen tu energía (y por lo tanto te enferman).  Para saber cuáles son esos alimentos, realizo un test específico con más de 300 alimentos de todos los grupos (verduras, hortalizas, frutas, legumbres, cereales, féculas, huevos, carne, pescado) para poder darte un programa completamente personalizado y adaptado a tus necesidades particulares. Al ser completamente personalizado es compatible con una dieta vegetariana o vegana.

 Beneficios de la «Alimentación para la Salud»

A las pocas semanas de empezar tu programa personalizado de «Alimentación para la Salud» puedes notar:

  • Aumento de tus niveles de energía
  • Disminución de la inflamación de los tejidos
  • Disminución de la retención de líquidos (pérdida de volumen)
  • Equilibrio digestivo (mejora de la salud intestinal)
    • Reducción de hinchazón abdominal por gases
    • Regulación del tránsito intestinal

Además, los procesos digestivos tienen una relación directa con tu salud, no sólo física, sino también mental y emocional, por lo que, al dejar de ingerir los alimentos que disminuyen tus niveles de energía y comer solamente aquéllos que mejoran tu salud, puedes notar también una mayor paz a nivel mental y a nivel emocional.

Más información y reservas:

Si quieres más información o reservar una sesión, puedes rellenar el siguiente formulario.

Los campos marcados * son obligatorios